La mesa

Y si la mesa hablara… La mesa de la cocina, la del lugar más cálido de una casa, mejor, del hogar. Esas mesas antiguas, que alguna vez fueron nuevas. Mesas de madera, heredadas de generación en generación. Con sus marcas y manchones imposibles de borrar, con las huellas de quienes se reúnen en torno a ella. A comer en silencio, a conversar, a discutir, a hacer planes, donde los chicos hacen la tarea, dejando algún rayón de fibra, una mancha de témpera, un pegote de boligoma. Si la mesa hablara…  contaría las lágrimas que se derramaron con la cabeza gacha entre los brazos cruzados.

1 comment so far

  1. Dani on

    Muy poético, hermoso… seguí escribiendo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: