Un “Chaveta” del Siglo XXI

Foto: Nicolás Bravo / Gentileza DAD

Foto: Nicolás Bravo / Gentileza DAD

Hace unos días, viendo el programa Talento Argentino, emitido por Telefé, me causó mucho placer ver sobre el escenario al humorista cordobés Adrián Gómez, interpretando a “Ricardo Mario Alberto”. Este personaje, creación propia del artista, encarna a un sujeto de las llamadas clases populares de Córdoba. El baile de cuarteto, los apodos, la clásica tonada de estas tierras y el ingenio para contar un chiste o elaborar un relato, siempre remitiendo a la vida cotidiana, conforman a “Ricardo Mario”. Este personaje no nos es desconocido a los cordobeses, ya que hace varios años “Ricardo” participa del programa local Por Deporte (canal 8), lo cual le valió el Martín Fierro del interior en el 2008 a la mejor labor humorística televisiva.

 
juradoAfortunadamente, el jurado, integrado por Catherine Foulop, Maximiliano Guerra y Kike Teruel, dio los tres SÍ para que Adrián pasara a la segunda etapa del concurso. Y digo afortunadamente porque el éxito de un show humorístico depende (casi exclusivamente) del público y en este caso también del jurado; ya que el humor está estrictamente ligado a la idiosincrasia del espectador para que pueda comprenderlo y lograr así la risa o la sonrisa. Ver a “Ricardo Mario” en Talento Argentino me hizo recordar a Negrazón y Chaveta, los clásicos personajes de la revista Hortensia, creada por Alberto “el gringo” Cognini.

 
Negrazon y ChavetaEsta revista surgió en Córdoba Capital en agosto de 1971 y se editó durante 18 años ininterrumpidos (hasta diciembre de 1989). Pero, el año 1973 marcó la consolidación de Hortensia, ya que se empezó a comercializar en todo el país y logró ser una de las revistas de humor más vendidas. Pero, al volverse tan masiva, Hortensia no pudo escapar a ciertas lógicas del mercado y el tono exageradamente cordobés de las historias de Negrazón y Chaveta se suavizó para ser consumido por un público cada vez más extenso. El mismo Alberto Cognini lo recordaba en una entrevista que le realizaran por el año 1979: “En sus comienzos, el lenguaje de Negrazón y Chaveta era más hermético, pues la revista en sí era más local; al ampliarse la distribución de Hortensia, traté de ‘suavizar’ a los personajes (…), tuve que quitarles el excesivo localismo. (…) El juego de los diálogos y situaciones, en un comienzo, estaba basado particularmente en detalles y anécdotas sólo conocidas en Córdoba”.

 
Este “Ricardo Mario Alberto” tan “nuestro”, logró hacer reír al auditorio de Córdoba que estuvo presente en “nuestro” Teatro Real. Habrá que ver si este personaje continúa  pasando de etapa en el certamen desarrollando este mismo “humor nuestro”, o si, como Negrazón y Chaveta, deberá adaptar su estilo para llegar a un público más amplio que ya no es sólo cordobés.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: